Páginas

1 Corintios 2:9 | Ningún ojo ha visto

Todos tenemos una idea propia de cómo es el cielo. Podemos imaginar los paisajes más mágicos y las casas más hermosas, pero aún así ni siquiera llegamos cerca a lo que allá veremos.




Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.

(NVI)