Versículo para el día de hoy:

Te ruego, Dios de mi vida, que de día me muestres tu amor, y que por la noche tu canto me acompañe.
Salmos 42:8 (TLA)

Versículos para Cuando Estás Preocupado

Versículos de la Biblia para la precupación


Un número infinito de cosas puede perturbar nuestra tranquilidad.
Ya sea el presente turbulento, un futuro incierto, o cualquier otra cosa que te preocupa, Dios lo sabe. Cuando la ansiedad toma control de nuestras vidas Él nos puede dar la paz que necesitamos.

Lee las siguientes citas de la Biblia relacionadas con la preocupación y la ansiedad; versículos adecuados para momentos de angustia.


Salmos 9:9-10

9 Jehová será refugio del pobre, refugio para el tiempo de angustia.
10 En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.  (Reina Valera 1960)


Salmos 46:1

Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.  (Reina Valera 1960)


Salmos 55:22

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;
No dejará para siempre caído al justo.  (Reina Valera 1960)



Filipenses 4:6-7

6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.
7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (NVI)


Filipenses 4:19

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. (NVI)


2 Corintios 4:8-9

Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos. (NVI)


Proverbios 12:25

La angustia abate el corazón del hombre, pero una palabra amable lo alegra. (NVI)



Mateo 6:25-34

25 Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? 
26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?
27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?
28 ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; 
29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. 30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?
31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 
32 Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.
33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. 
34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas. (NVI)


Juan 14:1

No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. (NVI)

 

Juan 14:27

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. (Reina Valera 1960)