Versículos para cuando te sientes cansado

Versículos para quien está cansado




Para el cansancio, aveces todo lo que se necesita es tomar una siesta o una buena noche de sueño para sentirse energizado nuevamente.

Otras veces es más que solo cansancio físico. El trabajo, la escuela, y los problemas cotidianos causan estrés y pueden cansar tu mente, al punto de que se hace difícil continuar.

Si te sientes cansado lee en los siguientes textos lo que la Biblia dice puede darte descanso:

Mateo 11:28-30

"Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.
Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana". (NVI)



Isaías 40:28-31

¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado?
El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra.
No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable.
Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil.
Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen;
pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas;
volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. (NVI)



Gálatas 6:9-10

No nos cansemos, pues, de hacer el bien porque a su tiempo cosecharemos, si no desmayamos.
Por lo tanto, mientras tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe. (RVA-2015)



Génesis 2:2-3

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.
Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación. (RVR1960)



Éxodo 20:8-11

Acuérdate del día sábado para santificarlo.
Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día será sábado para el SEÑOR tu Dios. No harás en él obra alguna, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu animal, ni el forastero que está dentro de tus puertas.
Porque en seis días el SEÑOR hizo los cielos, la tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día. Por eso el SEÑOR bendijo el día sábado y lo santificó. (RVA-2015)


Toma éste día libre, como estaba previsto, y dedícalo completamente para alabar a Dios y descansar de tu rutina diaria.