Páginas

Salmos 73:26

Para los momentos en que nos sentimos débiles, que no tenemos fuerza, tanto física como espiritualmente, tengamos el siguiente versículo de la Biblia en cuenta:

Salmos 73:26

Mi carne y mi corazón desfallecen;

Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

(Reina-Valera 1960)




Otra traducción:

Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu, pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón; él es mío para siempre. (NTV)