Santiago 1:2-3




Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas,
pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. (NVI)