14/12/19

Por cuanto todos pecaron | Versículo

La justicia por medio de la fe


Todos hemos pecado, y esto nos aleja de Dios. Pero Dios nos ama tanto que nos declara inocentes sin pedirnos nada a cambio. Esto es posible porque Dios envió a Jesucristo para morir por nosotros.

Si confiamos en que Jesús murió por nosotros, Dios nos perdonará; nos perdonará todo lo malo que antes hicimos; nos librará del castigo que merecemos por nuestros pecados.

Al mismo tiempo, no debemos ignorar la ley, los diez mandamientos. Porque aunque seamos salvos por nuestra fe, lo que la ley dice es para que nadie pueda declararse inocente; es para que todo el mundo se reconozca culpable ante Dios.

Cumplir la la ley no nos hace inocentes ante Dios, pero sirve para que reconozcamos que somos pecadores.


El capítulo 3 del libro de Romanos habla sobre esto. Las palabras que más resaltan se encuentran en:

Romanos 3:23

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios