Páginas

Versículos de Envidia

Textos bíblicos sobre la Envidia

Lee los pasajes de la Biblia que hablan acerca de la envidia:


Job 5:2

El resentimiento mata a los necios; la envidia mata a los insensatos. (NVI)


Salmos 37:1-2

No te irrites a causa de los impíos ni envidies a los que cometen injusticias; porque pronto se marchitan, como la hierba; pronto se secan, como el verdor del pasto. (NVI)


Proverbios 3:31-32

No envidies a los violentos, ni optes por andar en sus caminos.
Porque el Señor aborrece al perverso, pero al íntegro le brinda su amistad. (NVI)


Proverbios 14:30

El corazón tranquilo da vida al cuerpo, pero la envidia corroe los huesos. (NVI)


Proverbios 23:17

No envidies en tu corazón a los pecadores; más bien, muéstrate siempre celoso en el temor del Señor. (NVI)


Proverbios 24:1-2

No envidies a los malvados, ni procures su compañía; porque en su corazón traman violencia, y no hablan más que de cometer fechorías. (NVI)


Proverbios 24:19-20

No te alteres por causa de los malvados, ni sientas envidia de los impíos, porque el malvado no tiene porvenir;
¡la lámpara del impío se apagará! (NVI)


Eclesiastés 4:4

Vi además que tanto el afán como el éxito en la vida despiertan envidias. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento! (NVI)


Marcos 7:21-23

Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad.
Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona. (NVI)


Hechos 7:9-10

Por envidia los patriarcas vendieron a José como esclavo, quien fue llevado a Egipto; pero Dios estaba con él y lo libró de todas sus desgracias. Le dio sabiduría para ganarse el favor del faraón, rey de Egipto, que lo nombró gobernador del país y del palacio real. (NVI)


1 Corintios 13:4

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. (NVI)


Gálatas 5:26

No dejemos que la vanidad nos lleve a irritarnos y a envidiarnos unos a otros. (NVI)


Santiago 3:16

Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas. (NVI)