Versículos Bíblicos sobre el Temor; para cuando sientas miedo

Citas de la Biblita para leer cuando sientas miedo y poder superar algun temor

 

Deuteronomio 31:6 (NVI)

Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará.


Josué 1:9 (NVI)

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.


Salmos 23 (RVR1960)

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. 


Salmos 27:1-3 (NVI)

1 El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme?
2 Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen.
3 Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.


Salmos 34:4 (NVI)

Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores.


Salmos 56:3N (NVI)

Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.


Salmos 91 (RVA-2015)

1 El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Todopoderoso.
2 Diré yo al SEÑOR: “¡Refugio mío y castillo mío, mi Dios en quien confío!”.
3 Porque él te librará de la trampa del cazador y de la peste destructora.
4 Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas te refugiarás; escudo y defensa es su verdad.
5 No tendrás temor de espanto nocturno ni de flecha que vuele de día
6 ni de peste que ande en la oscuridad ni de plaga que en pleno día destruya.
7 Caerán a tu lado mil y diez mil a tu mano derecha pero a ti no llegará.
8 Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.
9 Porque al SEÑOR, que es mi refugio, al Altísimo, has puesto como tu morada,
10 no te sobrevendrá mal ni la plaga se acercará a tu tienda.
11 Pues a sus ángeles dará órdenes acerca de ti para que te guarden en todos tus caminos.
12 En sus manos te llevarán de modo que tu pie no tropiece en piedra.
13 Sobre el león y la cobra pisarás; hollarás al leoncillo y a la serpiente.
14 “Porque en mí ha puesto su amor, yo lo libraré; lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
15 Él me invocará, y yo le responderé; con él estaré en la angustia. Lo libraré y lo glorificaré;
16 lo saciaré de larga vida y le mostraré mi salvación”.


Salmos 118:6 (NVI)

El Señor está conmigo, y no tengo miedo; ¿qué me puede hacer un simple mortal?


Proverbios 3:25-26 (NVI)

25 temerás ningún desastre repentino, ni la desgracia que sobreviene a los impíos.
26 Porque el Señor estará siempre a tu lado y te librará de caer en la trampa.


Isaías 12:2 (NVI)

¡Dios es mi salvación! Confiaré en él y no temeré.
El Señor es mi fuerza, el Señor es mi canción; ¡él es mi salvación!


Isaías 41:10-13 (RVR1995)

10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
11 He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo.
12 Buscarás a los que tienen contienda contigo y no los hallarás; serán como nada, como cosa que no existe, aquellos que te hacen la guerra.
13 Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha y te dice: “No temas, yo te ayudo.”


Juan 14:27 (RVR1995)

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.


2 Timoteo 1:7 (NVI)

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.